El Senado de la Nación convirtió en ley el proyecto de reparación de legajos de trabajadores del sector privado detenidos-desaparecidos.

En 2019, con el acompañamiento de la Secretaría de Derechos Humanos de la C.G.T. y con el antecedente de un proyecto de 2015, presenté el proyecto para rectificar en los legajos laborales las denominaciones de “baja”, “cesante”, “suspendido”, “limitar los servicios” y “despedido” y consignar en esos casos la verdad histórica, respecto de la causa de interrupción de la relación laboral de los trabajadores/as que fueron víctimas de desaparición forzosa.
Gracias al trabajo de las y los legisladores que acompañaron este proyecto, a Julián Scabbiolo y en él a la “Comisión de Trabajo por la Reconstrucción de Nuestra Identidad”, a la CGT y a los organismos de derechos humanos que desde hace años nos muestran el camino.
Cada legajo reparado de nuestro/as compañero/as es una manera de recuperar nuestra historia para seguir construyendo futuro en democracia.
Sigamos construyendo memoria activa para fortalecer la conciencia colectiva.