La desigualdad de acceso que tenemos las mujeres en muchos aspectos de la vida cotidiana no es una novedad, como el acceso al mercado laboral donde la desocupación para nosotras es 3,5% mayor que la desocupación de los varones, según el INDEC.

Lo mismo si observamos el acceso a empleos formales: la informalidad para las mujeres es de un 36% mientras para los hombres es de 34,2%, según un informe del 2020 del Ministerio de Economía. Como si fuera poco, los trabajos peor remunerados en el mercado son aquellos asociados a los roles femeninos de cuidados y reproductivos, que se estiman entre un 29% menos en el mercado formal y un 35% menos en sectores informales.

Nota publicada en El Cronista: https://www.cronista.com/columnistas/nivelar-la-cancha-para-el-acceso-al-credito-para-mujeres/