La directora del BICE y dirigente gremial de APOC, Carla Pitiot, sostuvo que “la economía naranja tiene un fuerte potencial para generar puestos de trabajo e impulsar el desarrollo sostenible”, en el conversatorio organizado por la Asociación de Estudios Populares (ACEP) y la fundación alemana Konrad Adenauer para abordar la temática.

“Uno de los desafíos que tenemos por delante es lograr que el Estado identifique que el sector naranja es un sector estratégico, alineado a las prioridades para que Argentina crezca”, subrayó Pitiot al ser consultada sobre los obstáculos que se presentan.

“La también llamada economía creativa es un instrumento para empoderar a las mujeres y contribuir a  alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible”, afirmó la directora del BICE y exdiputada nacional. Agregó además, que desde los bancos de desarrollo se le deben brindar a las mujeres  “herramientas para salir al mundo con sus productos” y recalcó que este “tipo de economía no solo fomenta la integración y el desarrollo social, sino que al ser bienes y servicios exportables benefician la economía del país, siendo central fomentar su comercio exterior”.

En la charla también participaron la Dra. Claudia Guardia, experta en Economía Naranja, Gestora Cultural, y directora del Instituto de Políticas Socioculturales de la Asociación Civil de Estudios Populares (ACEP) y Fernando Pallas, Gestor Cultural, Productor Teatral y Musical, miembro de ACEP (Rosario).

Guardia precisó que la economía naranja “plantea la transformación de las ideas creativas en bienes y servicios” y la definió como un “motor de desarrollo que se basa en el talento de la gente”.

Por su parte,  Fernando Pallas subrayó que “desde Argentina debemos empezar a trabajar en formar talentos” y compartió casos puntuales de nuestro país que trabajan basándose en las actividades comprendidas en la economía naranja y generar crecimiento en la sociedad a partir de la generación de puestos de empleo.

Los tres expositores coincidieron en la importancia de la participación del Estado para empujar el crecimiento de la economía creativa y celebraron la decisión de Naciones Unidas de designar el 2021 como el año de la Economía Naranja, con el fin de dar a conocer su potencial y rol fundamental para el desarrollo sostenible, comprendido en su Agenda 2030.

 

Prensa