El 30 de octubre de 1983 Argentina volvía a votar luego del período más terrible de nuestra historia y Alfonsín era elegido democráticamente como presidente de todos los argentinos.

Hoy, 37 años después en la Cámara de Diputados, las comisiones de DDHH y Legislación de Trabajo dictaminaron el proyecto que presenté el año pasado para reparar los legajos laborales de los trabajadores y las trabajadoras víctimas del terrorismo de Estado, que revistaban como personal en relación de dependencia del sector privado.

La reparación de los legajos de las y los compañeros desaparecidos es un acto de Memoria, Verdad y Justicia; un paso más en el camino que nos vienen señalando las organizaciones de Derechos Humanos con su lucha incansable.
Sigamos construyendo con actos concretos memoria colectiva y activa por #MemoriaVerdadJusticia y más y mejor #Democracia.

Aquí les dejo una parte de mi exposición cuando presentamos el proyecto en reunión informativa: https://fb.watch/1slLl5tHPy/