El autoexamen es de gran ayuda y debés realizarlo todos los meses. De todas maneras, una vez al año debés hacer una consulta con tu médico/a.

Este año los controles ginecológicos se redujeron hasta un 70% en todo el país por la pandemia del coronavirus. Tené en cuenta que el cáncer de mama nunca estuvo en cuarentena y que tampoco hay vacuna, pero la mejor prevención son los chequeos médicos. El diagnóstico precoz es fundamental y si se identifica a tiempo, la tasa de curación es muy alta.