En la Conferencia Parlamentaria sobre la Organización Mundial del Comercio nos reunimos parlamentarios de todo el mundo. Por nuestra función constitucional los parlamentarios desempeñamos un rol importante en el sistema multilateral de comercio y en la OMC. La mayor parte de los acuerdos resultantes de negociaciones intergubernamentales van a requerir la aprobación de los legisladores.  Nos toca a nosotros los parlamentarios convertir en leyes y políticas públicas los acuerdos globales a los que arriben los organismos internacionales. Ser garantes de la transmisión a nuestros pueblos de estos acuerdos.

Los ejes en los que coincidieron los participantes en la primera jornada de la Conferencia fueron en la necesidad de fortalecer el multilateralismo; trabajar en la búsqueda de consensos y procurar un comercio equitativo y justo.

Durante la Conferencia, además, se realizó la presentación de una declaración conjunta sobre “Comercio y Empoderamiento Económico de la Mujer”.

Arancha González, Directora ejecutiva del centro de comercio Internacional, solicitó a todos los parlamentarios que le pidamos a nuestros gobiernos que adhieran a la declaración de mejores prácticas para ampliar la participación de las mujeres en el comercio.

González sostuvo que el comercio debe ser realmente inclusivo y al respecto las cifras y los hechos indican que solo 1 de cada 5 empresas que exportan están dirigidas por mujeres.

Ahora lo increíble es que en empresas de Comercio electrónico son 4 de cada 5 las mujeres. Es decir el comercio electrónico es más inclusivo. Ello se debe a muchas  causas, entre ellas: culturales , disponibilidad del tiempo de dedicación.

Será importante que en vez de crear normas especiales, categorías o capítulos especiales exista un compromiso para establecer mejores prácticas para ampliar la participación de más mujeres en el comercio internacional. ¿Cómo lograrlo? A través de la capacitación, la inclusión financiera.