En el marco de la reunión convocada por la ISP, organizada en conjunto por UITOC y la Red de Trabajadores ICJ (APOC; AEFIP Y UEJN) para trabajar en la protección de los trabajadores de los organismos de control y de aquellos que por sus labores difunden actos de corrupción expuse el proyecto de Prevención, Penalización y Erradicación de la Violencia
Laboral, presentado este año en el Congreso Nacional.

El proyecto es una herramienta para proteger a víctimas, denunciantes y testigos; previendo la adopción de medidas que garantizan la confidencialidad, discrecionalidad y resguardo absoluto de la identidad de todos los involucrados.

Si bien algunas provincias tienen leyes de protección contra la violencia laboral en ámbitos públicos y privados, Argentina carece de una ley nacional que proteja a los trabajadores de las hostilidades por presiones laborales.

Una de las propuestas que contempla el proyecto es la creación de la Comisión de Salud en el Trabajo Libre de Violencia integrada por representantes de trabajadores y representantes de empleadores como una instancia intermedia con poder resolutivo.

De esta manera, proporciona mayor preponderancia al sector gremial, al brindarle de manera directa el ejercicio de la representación del trabajador.

Desde la RED trabajamos desde hace años para tener una norma internacional que proteja a los trabajadores vinculados a las tareas de control, impuestos y fiscalización y este proyecto es uno de los pasos para lograrlo a nivel nacional.

De hecho, uno de los puntos claves del proyecto es que incorpora el concepto de Violencia Laboral Objetiva: en función de las tareas específicas de la UITOC (Unión Internacional de Trabajadores de Organismos de Control) uno de los ejes impulsados ante la OIT es precisamente este concepto que pretende bloquear los intentos de sometimiento y/o represalia en ocasión del cumplimiento de los deberes de funcionario público en tareas sensibles vinculadas con funciones de control. Si así no fuera, estos trabajadores dedicados a cubrir tareas sensibles al resguardo y defensa de los intereses y patrimonio del Estado, a la lucha contra la corrupción, la transparencia, eficiencia y la calidad de los Servicios Públicos, siempre se verán expuestos y difícilmente encuentren una herramienta que actúe en su defensa.

La corrupción genera estragos en el desarrollo humano, de los pueblos y para luchar contra la corrupción es clave el fortalecimiento de los organismos de control y por ende la protección de sus trabajadores, que luchan por tener un país más igualitario. Los organismos de control fuertes contribuyen a gestiones transparentes.

Para tener más información de la jornada: http://www.world-psi.org/es/9- de-diciembre- dia-
internacional-contra- la-corrupcion- quien-protege- los-trabajadores- que-combaten- la