El presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, visitó la  Cámara de Diputados de la Nación, y acompañado por el ministro de Finanzas, Luis Caputo, comentó los programas que se llevan adelante, los que comenzarán a implementarse en los próximos años y habló de los desafíos para erradicar la pobreza, mejorar la educación y lograr sociedades más justas a partir de la paridad entre mujeres y varones.

Jim Yong Kim expuso en el salón Delia Parodi ante diputados de todos los espacios políticos y ante el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo y el titular de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó.

El presidente del Banco Mundial dijo que Argentina debía continuar las reformas que había comenzado y seguir trabajando para bajar reducir la mortalidad infantil, la inflación, reducir los impuestos de exportación, continuar con el fortalecimiento de la credibilidad del INDEC e incrementar la seguridad.

“Los Estados deben invertir en su gente e invertir en la gente también es invertir en ambientes sanos”, explicó Jim Yong Kim quien puso el foco en la importancia de preparar estudiantes para los trabajos del futuro, que aún no conocemos.

También habló de la igualdad entre mujeres y varones, advirtiendo que aún hay “demasiadas pocas mujeres que pueden tener buenos trabajos” y que la brecha salarial existe en todo el mundo. El presidente del Banco Mundial instó a generar herramientas que permitan aumentar la participación de las mujeres en el trabajo y sostuvo que para allanar ese camino debía pensarse en la profesionalización de las tareas del cuidado, que recaen mayormente en las mujeres.