Hoy se cumplen 5 años desde el primer #NiUnMenos y con el mismo espíritu que nos movilizó seguimos alzando la voz por quienes no la tienen y reclamando para decir basta a la violencia de género.

En este contexto tan particular que nos toca vivir siguen asesinando a mujeres por el solo hecho de ser mujeres. Desde que comenzó el ASPO 57 mujeres fueron víctimas de femicidas y decenas de niños y niñas perdieron a su madre. Aislamiento no es silencio.