La imagen de Nuestra Señora de Luján, patrona de la Argentina, se trasladó a las Islas Malvinas el 9 de abril de 1982, una semana posterior al desembarco de las tropas argentinas. Según se documenta, la imagen permaneció en un primer momento en la Base Aérea Militar Malvinas pero luego se llevó a la parroquia Saint Mary, en el archipiélago, donde la entronizaron en la sede del obispado castrense británico en homenaje a las víctimas del enfrentamiento. A 37 años de uno de los conflictos bélicos más importantes de la historia reciente de nuestro país, esa misma imagen que acompañó a los soldados argentinos durante la Guerra de Malvinas regresó a nuestro país.

Expediente 5019-D-2019
Sumario: EXPRESAR BENEPLACITO POR EL RETORNO A LA REPUBLICA ARGENTINA, DE LA IMAGEN DE LA VIRGEN DE LUJAN QUE ACOMPAÑO A LOS SOLDADOS ARGENTINOS DURANTE LA GUERRA DE MALVINAS.
Fecha: 06/11/2019

La Cámara de Diputados de la Nación
RESUELVE:

 

Expresar beneplácito por el retorno al territorio de la República Argentina de la imagen de la Virgen de Luján que acompañó a los soldados argentinos durante la Guerra de Malvinas.

 

FUNDAMENTOS

Señor presidente:

 

La imagen de Nuestra Señora de Luján, patrona de la Argentina, se trasladó a las Islas Malvinas el 9 de abril de 1982, una semana posterior al desembarco de las tropas argentinas. Según se documenta, la imagen permaneció en un primer momento en la Base Aérea Militar Malvinas pero luego se llevó a la parroquia Saint Mary, en el archipiélago, donde la entronizaron en la sede del obispado castrense británico en homenaje a las víctimas del enfrentamiento.
A 37 años de uno de los conflictos bélicos más importantes de la historia reciente de nuestro país, esa misma imagen que acompañó a los soldados argentinos durante la Guerra de Malvinas regresó a nuestro país. El obispo castrense del Reino Unido, monseñor Paul James Mason, restituyó a su par argentino, Santiago Olivera, la imagen de la Virgen de Luján.
La devolución en cuestión se concretó durante la audiencia pública que se realiza todos los miércoles por la mañana en la plaza del Vaticano, encabezada por el Papa Francisco, quien bendijo la imagen de la Virgen de Luján.
El lunes 4 de noviembre la imagen de la Virgen llegó a nuestro país. Varios medios de comunicación informaron que en el aeropuerto de Ezeiza fue recibida por efectivos de fuerzas armadas, de seguridad y veteranos de guerra, que la recibieron con honores.
Posteriormente, la imagen de la Virgen fue trasladada en caravana hacia la Basílica de Luján, donde se realizó una misa. Está previsto que en los próximos días comience una peregrinación por varias diócesis del país.
El presente proyecto de beneplácito responde a destacar la importancia de la recuperación de la imagen de la Patrona de la Argentina por ser emblema de paz y de unión de los argentinos.
El obispo Olivera, en conferencia de prensa, destacó que: “Esta imagen de la virgen fue mirada y contemplada por nuestros soldados. Muchos seguramente le pedían que los ayudara en esta vida durante esa guerra, algunos de los cuales hoy están aquí y a otros los ayudó en la vida eterna”. De igual forma, el obispo castrense continuó: “La Virgen nos habla de la fraternidad entre los pueblos, es madre de todos. Tenemos que empezar a vivir como hermanos, a pensar distintos. María nos recuerda que tenemos un Dios en común”.
Por los motivos aquí expuestos, solicito a mis pares la aprobación de este proyecto.