Este año la OIT aprobó el Convenio 190 sobre Violencia Laboral. La iniciativa es una respuesta al reclamo de trabajadores y trabajadoras que, tras muchos años de lucha, conseguimos reivindicar en este documento el derecho a un mundo libre de violencia y acoso que, en línea con la Agenda 2030, son incompatibles con el trabajo decente, cuyas metas e indicadores integran el ODS Nº 8.

La nueva normativa internacional del trabajo busca proteger a los trabajadores asalariados y personas que trabajan cualquiera que sea su situación contractual, a aquellos en formación, incluidos los pasantes y los aprendices, a los trabajadores despedidos, voluntarios, a aquellas personas que buscan empleo o que se postulan a uno, y a los individuos que ejercen la autoridad, las funciones o las responsabilidades de un empleador. Al mismo tiempo, alcanza a todos los sectores, público o privado, de la economía tanto formal como informal, en zonas urbanas o rurales.

Comparto el link de mi nota de opinión sobre el acuerdo:

https://mundogremial.com/un-acuerdo-una-nueva-oportunidad/

Además, les dejo el link a otras notas vinculadas al tema:

Expresar beneplácito por el centenario de la OIT

Paso importante en la OIT contra la Violencia Laboral