El día Internacional del Trabajo Doméstico se celebra el 22 de julio. El objetivo de este día es reconocer el trabajo que realizan mayoritariamente las mujeres en sus hogares y que, en muchos casos, no está visibilizado ni remunerado.

 

El trabajo doméstico comprende las tareas del cuidado. De hecho, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) define que el trabajo de cuidado abarca dos actividades: tanto las de cuidado directo, dar de comer a un bebé, como las de cuidado indirecto, vinculadas a limpiar, por ejemplo.