La Asociación del Personal de los Organismos de Control , desde la Secretaria  de Igualdad de Oportunidades y Trato promovió y concretó  una reunión con  las autoridades de la Auditoría General de la Nación, y el Instituto Nacional de las Mujeres (INAM) para trabajar en la implementación de la Ley Micaela en el organismo .

Es fundamental que nos comprometamos y trabajemos juntos en pos de la aplicación de esta ley que será importante para los trabajadores de la AGN y para la institución también, en miras a construir un ambiente de trabajo sano y libre de violencia.

La Ley Micaela, sancionada en diciembre del año pasado, implica la capacitación obligatoria de género para todas las personas que integran los tres poderes de Estado.

En la discusión en las comisiones del Congreso  logramos incorporar a las asociaciones sindicales como responsables junto a las autoridades de  cada organismo de garantizar la implementación.

La reunión en el organismo fue el primer paso para poner en marcha de la capacitación. En este asentido la participación de los sindicatos es clave porque el artículo 4 de la ley precisa que “las máximas autoridades de los organismos referidos en el artículo 1°, con la colaboración de sus áreas, programas u oficinas de género si estuvieren en funcionamiento, y las organizaciones sindicales correspondientes, son responsables de garantizar la implementación de las capacitaciones que comenzarán a impartirse dentro del año de la entrada en vigencia de la presente ley”.

El plan de capacitación que prevé la ley estará a cargo del Instituto Nacional de la Mujeres y los contenidos deben apuntar a la prevención de la violencia de género en todas sus formas, como establece la Ley 26.485, de Protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en los ámbitos en que desarrollen sus relaciones interpersonales.