El estudio “Política regulatoria en Argentina, herramientas y prácticas para la mejora regulatoria”,que brinda recomendaciones de políticas públicas fue presentado en la Cámara de Diputados.

Ante la consulta de la diputada Pitiot sobre las regulaciones vinculadas con el futuro del trabajo los representantes de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico afirmaron que se está discutiendo sobre cómo incorporar las nuevas tecnologías y al mismo tiempo proteger el interés público.

La diputada del Frente Renovador Graciela Camaño, quien abrió la presentación, afirmó que “el Parlamento está comprometido a cumplir con los requerimientos para que Argentina sea aceptada, en un futro no muy lejano, en la OCDE”.

Por su parte, Manuel Gerardo Flores, coordinador del Programa de Política Regulatoria de la OCDE en América Latina sostuvo que cuanto más sencillas las regulaciones, más productividad y más crecimiento para el país.

Asimismo, recalcó que se trata de un “cambio cultural fundamental”  y aseguró que ese cambio sucederá “cuando se entienda que todo acto de gobierno tiene que tener detrás objetivos de políticas públicas legítimos”.

El secretario legal y técnico de la Presidencia de la Nación, Pablo Clusellas, explicó que “el año pasado la OCDE comenzó con el proceso de revisación de Argentina y a partir de allí se efectuaron las recomendaciones que son el punto de partida para mejorar las políticas regulatorias para generar buenas prácticas y buenos gobiernos”.

En tanto, Marcos Makón,  el director general de la Oficina de Presupuesto del Congreso de la Nación, vinculó las políticas regulatorias con la importancia del gobierno abierto.

En la presentación también estuvieron presentes los  funcionarios del gobierno de México Othón Hernández, director ejecutivo de la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (CONAMER); José Pedro Guilisasti Palacios, secretario ministerial de Agricultura de la Región Metropolitana; Javier Reyes, en representación del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en Argentina y Marcelo Scaglione, subsecretario del Ministerio de Hacienda y representante argentino ante la OCDE.