En la sesión del 22 de noviembre, ya en la madrugada del 23, aprobamos la ley de paridad.
 Una conquista colectiva de todas las fuerzas políticas a 70 años del voto femenino.
 La ley de paridad, implica, entre otras cosas, que “las listas de candidato/as que se presenten para la elección de senadores/as nacionales, diputados/as nacionales y parlamentarios/as del Mercosur deben integrarse de manera intercalada a mujeres y varones desde el/la primer/a candidato/a a titular hasta el/la último/a suplente”.