Este martes en reunión conjunta de las Comisiones de Asuntos Constitucionales, Justicia y Familia dictaminamos el proyecto con media sanción del Senado que propone la paridad en la composición de las listas electorales.

Los ejes principales del proyecto que dictaminamos, que cuenta con media Sanción del Senado, proponen la modificación del Código Electoral, la ley 26.571 vinculadas Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) y la de la Carta Orgánica de los partidos, ya que obliga a respetar la paridad en la estructura de cada organización.

Se trata de un logro colectivo, alcanzado por diputadas y diputados de varios espacios que desde el año pasado trabajamos para que la paridad sea posible.

Es un paso más camino a una sociedad más justa e igualitaria. Sin embargo, la propia discusión de la paridad nos interpela acerca de lo lejos que estamos de la igualdad real entre mujeres y varones.

La ley de paridad es una medida superadora del cupo femenino del 30 %, sancionado en 1991 y que con el paso del tiempo se convirtió en nuestro mayor enemigo porque cuando se alcanzaba ese porcentaje se conformaban las conciencias .

Las mujeres no queremos más, sino que queremos lo mismo y esta ley no debe ser entendida como un drama. Al contrario: va a beneficiar a todos los argentinos y sera un gran paso para las grandes transformaciones que esperamos de la Argentina.