En la sesión del miércoles 13 de septiembre finalmente obtuvo media sanción el proyecto que presenté en 2016 para establecer un día nacional de lucha contra el grooming.

El 13 de noviembre de 2013 el Senado de la Nación Argentina aprobó la Ley 26.904 conocida como la Ley de Grooming. El término en inglés refiere a una problemática en crecimiento en nuestro país que implica el acoso sexual virtual a niños y adolescentes por parte de adultos mayores.

En su texto, la normativa modificatoria al código penal, establece que: “Será penado con prisión de seis (6) meses a cuatro (4) años el que, por medio de comunicaciones electrónicas, telecomunicaciones o cualquier otra tecnología de transmisión de datos, contactare a una persona menor de edad, con el propósito de cometer cualquier delito contra la integridad sexual de la misma”.

La modificación es perfectible y en ocasiones incluso ha sido criticada. No obstante, este proyecto avanza sobre una materia que es fundamental para la lucha efectiva contra este flagelo: la concientización. No alcanza con modificar penas o crear figuras penales para la protección integral de los derechos de niñas, niños y adolescentes, tarea  para los 365 días del año.

La problemática crece. En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, por ejemplo, de acuerdo a datos oficiales de la Secretaría de Seguridad Porteña, entre 2014 y 2016 los casos de grooming aumentaron un 35%.

Debemos reconocer el valor y los riesgos de Internet, sin estigmatizar. Tener un Día “Nacional de  la Lucha contra el Grooming” será un paso importante para seguir difundiendo  y reflexionando sobre esta problemática. Sin ir más lejos, el proyecto obliga al Poder Ejecutivo a realizar actividades públicas de información y concientización sobre la temática.

En un contexto de revolución tecnológica y mundialización de las comunicaciones, navegar en internet es una herramienta fundamental. Es nuestro deber garantizar que esa conexión sea segura. Espero que pronto esta media sanción cobre fuerza de ley.