El Grupo Parlamentario de Amistad con la UNESCO recibió al embajador de la institución, Rodolfo Terragno, para compartir y consensuar agenda y objetivos de trabajo. El embajador hizo un repaso por los ejes de trabajo del organismo, educación, ciencia y tecnología, y presentó las iniciativas desarrolladas en argentina.

En lo que respecta a la educación, Terragno comentó la implementación del “Método Singapur” para el aprendizaje de matemáticas como experiencia piloto en 4 escuelas de la provincia de Mendoza con el aval y supervisión de la UNESCO. El método parte de un marco conceptual que tiene como centro del aprendizaje de las matemáticas la resolución de problemas y cinco elementos fundamentales. Estos elementos incluyen tanto las habilidades y conceptos propios de las matemáticas, como los procesos clave para el desarrollo del pensamiento, la metacognición y la promoción de determinadas actitudes en los alumnos. La experiencia funcionó con éxito en otros países del mundo y se observa con atención su implementación en el país.

Al mismo tiempo, puso al conocimiento de los diputados integrantes del grupo la participación de la Argentina en un encuentro internacional para compartir historias de éxito en materia educativa, en los meses de diciembre 2017 y enero 2018. El proyecto, organizado por la delegación argentina de la UNESCO, intentará reunir a sindicalistas, educadores y representantes argentinos con referentes internacionales de experiencias educativas exitosas en países nórdicos y asiáticos.

En relación a la cultura como otro eje de trabajo, el embajador explicó el funcionamiento de las declaraciones de patrimonio de la humanidad y comentó su interés en generar legislación en la materia, para ordenar los criterios de las iniciativas presentadas.

La ciencia fue destacada por el embajador como el área más compleja, sobre la que se encuentran trabajando con el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva.

A su vez, Terragno acercó un informe sobre los lineamientos generales de la UNESCO y acordó con los diputados la necesidad de trabajar en “la tarea cotidiana del contacto”.