Saber de qué se trata
Uno de los desafíos que me propuse al asumir el mandato como Diputada Nacional fue trabajar por los principios vinculados al control público y la transparencia. Estoy convencida que la Democracia necesita de instituciones permeables y disponibles al escrutinio ciudadano.

Desde el 2016, integro siete comisiones parlamentarias. Una de ellas es la Comisión Parlamentaria Mixta Revisora de Cuentas (CPMRC) de la que, en general, se sabe poco. Distintas organizaciones sociales vinculadas a la temática señalaron en informes y publicaciones que la CPMRC funciona “puertas cerradas a la ciudadanía”, debido a serias falencias relacionadas, principalmente, con la falta de publicidad de su dinámica parlamentaria.

Como Secretaria de la Mixta, y a modo de rendición de cuentas de mi primer año de labor como Diputada, elaboramos un exhaustivo análisis que intenta poner luz sobre la comisión en cuestión. A continuación, algunos datos significativos que resultan de la producción y funcionamiento de la CPMRC durante 2016.

¿Qué es y cuáles son sus funciones?
La CPMRC es bicameral y permanente. Fue creada en 1878, pero su estructura y competencias actuales se derivan de la Ley N° 24.156, normativa que regula la Administración Financiera y los Sistemas de Control del Sector Público Nacional. Está compuesta por 12 miembros, seis de los cuales son senadores y otros seis, diputados. Su función principal consiste en analizar los informes que elabora y aprueba la Auditoría General de la Nación (AGN), para luego someterlos al tratamiento del pleno de ambas Cámaras. De igual modo, la Mixta tiene a su cargo la aprobación del plan anual de control externo de la AGN, el análisis del proyecto de presupuesto anual del mismo organismo, así como también la aprobación o rechazo la cuenta de inversión. En otras palabras, la CPMRC, debiera articular la producción técnica realizada por la AGN con el Congreso Nacional.

Proyectos revisados.
En reuniones de asesores, durante 2016, se revisaron 245 proyectos; distribuidos en auditorías financieras y de gestión, estudios especiales y respuestas efectuadas por parte del Poder Ejecutivo Nacional, a través de Jefatura de Gabinete. Estas contestaciones corresponden a solicitudes de información realizadas por el Congreso de la Nación en años anteriores. Del total de los proyectos examinados, se concluye que dos tercios fueron auditorías, en su mayoría, de tipo financiero. En tanto, un cuarto fueron respuestas del Poder Ejecutivo a informes anteriores.

(Título, gráfico de tortas y fuente – diapositiva 7)

Prioridades del control.
A los fines de establecer cuáles fueron las áreas de actividad estatal alcanzadas con mayor frecuencia por la función de control de AGN se trabajó en una tipificación ad hoc de los proyectos recibidos. De modo que mi equipo asesor definió 12 categorías temáticas:

(Título, tabla y fuente – diapositiva 8)

De la tabla anterior se deduce que los temas de tratamiento más recurrente por la CPMRC durante 2016 fueron aquellos vinculados a la “Integración”, seguidos por la categoría “Impuestos, créditos y deuda”. “Desarrollo social”, “Protección ambiental” y “Transporte” comparten el tercer lugar de los temas más tratados. Otro dato: se analizaron 14 informes vinculados alguno o varios aspectos de la Cuenca Matanza Riachuelo.

Los dictámenes.
La producción institucional de la Mixta se sustenta en dictámenes que proponen, al Congreso de la Nación, los cursos de acción a seguir para cada uno de los proyectos sometidos a su consideración. Durante el año 2016, según se señaló, se analizó un total de 245 proyectos, de los cuales surgieron dos tipos de pronunciamientos: a) dictámenes de archivo de las actuaciones recibidas, b) proyectos de resolución solicitando información al Poder Ejecutivo acerca de las observaciones efectuadas por AGN en la respectiva auditoría. Los resultados son los siguientes:

Cuadro IV. Tipos de dictámenes

Dictámen Cantidad %
Archivo 164 66,94
Pedido de Informes 71 28,98
N/A 10 4,08
Total 245 100,00

Fuente: elaboración propia en base a los proyectos tratados por la CPMRC en 2016.

 ¿Cuánto demoran los procesos de control?

(Título, cuadro, fuente – diapositiva 8).

Este cuadro pareciera, a simple vista, alentador: desde que la CPMRC recibe el informe, los tiempos de aprobación no superan, en general, los dos años. Pero, en realidad, el gráfico no contempla el período previo de elaboración, verificación de datos y aprobación de la AGN sobre ese informe inicial. Si el rompecabezas se reconstruye, los tiempos se dilatan.

El control no puede llegar tarde. Para evitarlo, urge acelerar el tratamiento del proyecto de ley que presenté en abril pasado, iniciativa legislativa que reglamenta el artículo 85 y define, entre otras cuestiones, límites temporales claros para la actuación de cada una de las partes intervinientes en el sistema de control.